232018Mar

Preocupación por el aumento de los casos de Sarampión en el mundo

En 2017, cuatro países de la Región de las Américas notificaron casos confirmados de sarampión: Argentina, Canadá, Estados Unidos y Venezuela (727 casos). En los primeros meses de 2018 son 9 los países que han notificado casos confirmados: Antigua y Barbuda, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, México, Perú y sólo en Venezuela ya se reportaron 159 casos.

Aunque el sarampión ha sido eliminado en varios países del mundo, aún 115.000 niños por año mueren a causa de esta enfermedad, por lo que el sarampión es todavía un problema de salud mundial.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa de origen viral que se transmite por vía aérea y se propaga fácilmente mediante secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o bien por estar en contacto con cualquier objeto contaminado, dado que el virus puede vivir hasta 2 horas sobre las superficies contaminadas. Esta enfermedad es potencialmente peligrosa dado que puede requerir hospitalización en caso de derivar en neumonía o encefalitis. Por cada 1000 niños que contraen sarampión, 1 o 2 pueden fallecer.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa.

Cuando alguien contrae el sarampión, el 90% de las personas de su entorno puede contagiarse si no están inmunizadas. A pesar de esto, aún hay muchas personas en el mundo que no están vacunadas contra el sarampión.

Al año 2010, se calculaba que sólo un 85% de la población mundial había recibido al menos una dosis de la vacuna contra el sarampión. Aunque ese porcentaje parezca prometedor, no alcanza, dada la facilidad de transmisión de este virus.

En Argentina, los niños son inmunizados contra el sarampión al recibir la vacuna Triple viral, que también los protege contra la paperas y la rubéola. Esta vacuna es obligatoria y debe ser aplicada a los niños al cumplir el año de vida, con una segunda dosis al ingreso escolar. Los adultos nacidos luego de 1965 que no puedan certificar que recibieron estas dos dosis en su infancia, deben recibir una dosis de la vacuna Doble o Triple viral.  

No vacunarnos o no vacunar a nuestros hijos es una decisión irresponsable, que pone en riesgo a nuestras familias y a nuestra comunidad.


Comité Científico Fundación Vacunar

Marzo 2018




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *