22018Ene
¿Qué es y para qué sirve la medicina del viajero?

¿Qué es y para qué sirve la medicina del viajero?

La medicina del viajero es una especialidad médica dedicada a los aspectos relacionados con la prevención de enfermedades y situaciones potencialmente peligrosas a las que están expuestas las personas cuando realizan un viaje. Comprende no sólo la prevención de enfermedades infecciosas durante el viaje, sino también la seguridad personal de los viajeros y la prevención ante riesgos ambientales. Por ende, incluye diagnóstico y tratamiento de patologías adquiridas en viajes y manifestadas durante el mismo o a su regreso.

¿Por qué los viajes nos exponen a riesgos?

Las personas se exponen a múltiples riesgos cuando viajan, ya que cambian su medio ambiente habitual.  Pueden encontrarse súbitamente en áreas con altitud, clima, flora, fauna, microorganismos, costumbres y culturas muy distintas a las de su entorno cotidiano. Esto suele involucrar situaciones de estrés y fatiga, que pueden conducir a la aparición de enfermedades o incapacidades, y a que no se logren los objetivos primarios del viaje.

¿Qué servicios brinda la medicina del viajero?

Consulta pre – viaje

Es importante tener en cuenta que dentro de los preparativos de un viaje también se debe incluir una consulta médica, la cual debe realizarse con una anticipación  adecuada (30-45 días) para contar con el tiempo necesario para tomar todas las medidas preventivas. Ellas incluirán las generales para todos los viajeros y según la entrevista y el examen físico inicial, adaptarlas a cada persona y a cada destino. Se recomienda llevar a esta consulta el carnet de vacunación para evitar la aplicación de vacunas ya recibidas y el itinerario detallado del viaje, ya que algunas indicaciones de varían según el destino (y aún dentro de un mismo país).                                                                                                                                   

Consulta post – viaje

La consulta del viajero no termina cuando el viaje finaliza. En ocasiones se requiere el seguimiento del viajero a su regreso para recopilar toda la información relacionada a aspectos sanitarios del viaje. En esta consulta se hará un registro de los acontecimientos relacionados con la salud, adherencia a las medidas preventivas brindadas, reacciones adversas a medicamentos utilizados y diagnósticos diferenciales de patologías potenciales cuando el viajero acude a la consulta con síntomas o signos de enfermedad. En este punto es importante remarcar los tiempos de incubación de muchas patologías, principalmente tropicales, que pueden originar sintomatología de manera muy tardía.

¿Cuáles son las medidas preventivas más importantes que debemos tomar?

Es fundamental que, independientemente del destino, todos los pacientes tengan su calendario de vacunación al día: completar esquemas de vacuna contra hepatitis B, tétanos y difteria y Triple viral (sarampión, rubéola y paperas). Además hay vacunas específicas que se indican según el destino específico y el tipo de viaje. Por ejemplo, en muchos destinos donde circula el mosquito que transmite la fiebre amarilla y se debe indicar la vacuna. También las vacunas contra fiebre tifoidea y contra hepatitis A están indicadas sobre todo para prevenir enfermedades transmitidas por agua o alimentos contaminados.

Un punto importante es la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos (podés ver una nota sobre este tema en el siguiente link.

Las características particulares de los alimentos en ciertos destinos y el agua (que en muchos casos no es potable) hace que se tenga que tener particular cuidado en este aspecto.


En Vacunar tenemos profesionales que pueden asesorarte previo al viaje. Escribinos a viajero@vacunar.com.ar para concertar una entrevista.

Comité Científico Fundación Vacunar