92017Oct
Varicela: una enfermedad “familiar”, que no debemos minimizar

Varicela: una enfermedad “familiar”, que no debemos minimizar

La varicela es una enfermedad altamente contagiosa causada por el virus varicela zóster. Si bien la mayoría de las veces tiende a causar un cuadro leve en los niños, a veces puede ser grave por sobreinfección bacteriana, e incluso ser fatal en ciertos grupos de personas, como los recién nacidos o aquellos que se encuentran inmunocomprometidos. La varicela suele comenzar a presentarse durante los meses de invierno y alcanza su pico máximo de casos en la primavera; por eso es muy importante tener el calendario de vacunación al día.

Se estima que produce aproximadamente 400 mil casos nuevos cada año en la Argentina, los cuales se presentan habitualmente en la primera década de la vida. Además, sólo un 10% a 15% de la población adulta no contrajo la enfermedad lo cual habla del carácter altamente contagioso de este mal y del riesgo del contagio en esta población que habitualmente hace cuadros más graves.

¿Qué hago si mi hijo contrae varicela?
Si bien en muchos casos puede cursar de manera asintomática, la varicela suele ser reconocida por su síntoma más visible, que es una molesta erupción en la piel que causa picazón y que da lugar a la aparición de ampollas con líquido. La erupción aparece generalmente en la cara, pecho y espalda, para luego extenderse al resto del cuerpo, y se acompaña de síntomas como fiebre, dolor de cabeza, cansancio y falta de apetito. Sin embargo, la varicela también puede causar serias complicaciones como la neumonía, la inflamación del cerebro o, incluso, la muerte. En la actualidad, los cuadros más graves continúan ocurriendo en niños y adultos saludables no vacunados; es más, gran parte de los adultos que mueren por varicela contraen la enfermedad por contagio de sus niños que no recibieron los anticuerpos necesarios a través de la vacuna.

VACUNA

En Calendario Nacional: 1 dosis a los 15 meses de edad.
De acuerdo a la indicación médica, se pueden aplicar a partir del año de vida, sin límite de edad, 2 dosis con intervalo mínimo de 6 semanas.
Contraindicaciones
Embarazadas y personas inmunosuprimidas.
Luego de la aplicación de la vacuna:
No administrar aspirina durante 4 semanas.
Si aparece fiebre utilizar el antitérmico recomendado por el médico.

Comité Científico Vacunar
Octubre 2017