112017Jul
Triple Bacteriana

Triple Bacteriana

Vacuna Triple Bacteriana

Existen dos tipos de vacunas triple bacteriana: celular (DTPw) y acelular (DTPa o dTpa). Ambas brindan protección contra Difteria, Tétanos y Tos convulsa. Ver quiénes deben recibir esta vacuna.

Difteria

Es una enfermedad bacteriana aguda grave que puede afectar las fosas nasales, la faringe, las amígdalas y/o la laringe y la tráquea (a veces otras mucosas como conjuntivas u órganos genitales y la piel).  

Se trata de una enfermedad provocada por una toxina elaborada por la bacteria denominada Corynebacterium diphteriae, que provoca una capa espesa denominada seudomembrana, blanco-grisácea e inflamatoria, con una gran capacidad de adhesión en los tejidos circundantes. El contagio se produce por contacto estrecho con el enfermo o portador, a partir de secreciones de la nariz, la garganta u oídos, la piel, ojos y de lesiones cutáneo-mucosas.

¿Qué síntomas puede presentar?

Se inicia con temperatura no demasiado alta y con aparición gradual de los síntomas en uno o dos días: dolor moderado de garganta con inflamación de los ganglios del cuello. En algunos casos puede provocar inflamación del músculo cardíaco (miocarditis). Los síntomas se mantienen durante aproximadamente 2 semanas.

El problema de esta enfermedad es que puede ser grave, sobre todo en lactantes y niños de corta edad. En nuestro país se presenta habitualmente como brotes familiares o casos esporádicos. 
En los ’70, se registraban cientos de casos anuales. Las campañas masivas de vacunación fueron disminuyendo estas cifras hasta alcanzar “cero casos” en 1997. A partir de allí se reportaron casos aislados en distintas provincias, algunos de ellos importados de otros países. 

Tratamiento: se administran antibióticos y suero antidiftérico.

Tétanos

El tétanos es una infección grave causada por una toxina generada por la bacteria Clostridium tetani que está presente en el suelo. No es contagioso y no se transmite de persona a persona. Se puede contraer por heridas, mordeduras, punciones sucias o quemaduras en cualquier persona no inmunizada. Otra forma de tétanos es el tétanos neonatal que se da en bebés que nacen en lugares con falta de higiene o por contaminación del cordón umbilical cuando las madres no están inmunizadas.

¿Qué síntomas puede presentar?

Los síntomas suelen desarrollarse de forma gradual en las primeras semanas. La persona afectada experimenta espasmos (contracción muscular brusca e involuntaria) de los músculos de la mandíbula, dolor de cabeza e irritabilidad. A continuación, experimenta tensión muscular, dolor, espasmos que se diseminan a otras partes del cuerpo, incluyendo el cuello, los hombros y la espalda con creciente intensidad.

Tos convulsa

La tos convulsa (o tos ferina o coqueluche) es una enfermedad muy contagiosa causada por una bacteria llamada Bordetella pertussis. Esta bacteria se adhiere a los cilios (pequeñas extensiones parecidas a vellos) que recubren parte del aparato respiratorio superior. Dichas bacterias liberan toxinas que dañan los cilios y hacen que las vías respiratorias se inflamen.

Es una enfermedad muy contagiosa que sólo se encuentra en los seres humanos. Se transmite de una persona a otra. Por lo general, las personas con tos ferina les transmiten la enfermedad a los demás al toser o estornudar, o al pasar mucho tiempo en contacto cercano con ellos compartiendo el espacio donde respiran. Muchos bebés que contraen la tos convulsa son contagiados por sus hermanos mayores, padres o las personas que los cuidan, quienes tal vez ni siquiera sepan que tienen la enfermedad.

Las personas infectadas son más contagiosas hasta por unas 2 semanas después de que aparece la tos. Los antibióticos pueden acortar el periodo durante el cual una persona puede transmitir la enfermedad.

Las vacunas son la herramienta más eficaz para prevenir esta enfermedad.

¿Quiénes deben vacunarse?

  • Al ingreso escolar (cualquiera de los dos tipos).
  • A los 11 años (dTpa).
  • Adultos, en reemplazo de una de las dosis de Doble Adultos (dTpa).
  • Embarazadas a partir de la semana 20ª de gestación (dTpa en cada embarazo).

En los lactantes, la protección contra estas tres enfermedades se logra a través de las siguientes vacunas:

  • A los 2, 4 y 6 meses de vida (como parte de la vacuna séxtuple o pentavalente celular acelular)
  • A los 15-18 meses (como parte  de la vacuna cuádruple acelular, quíntuple acelular o séxtuple).

Comité Científico Vacunar

Julio 2017





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *